composición de tu escena

Composición de tu escena

Orden, caos, simetría, equilibrio…la composición tiene infinitas variantes

La composición del propio emplatado así como de la situación de los elementos en la fotografía es algo en lo que se debe trabajar mucho. Hoy en día los sistemas digitales nos permiten “tirar” muchas fotos desde diferentes ángulos y crear composiciones diferentes que podremos comprobar en el momento, llegará después la selección. Para mí, la parte más sencilla.

Si tienes una buena foto, con una buena composición te llamará a gritos. No vale el “no está mal”, cuando veas “la foto perfecta” sabrás cuál es, aunque sea por un matiz de luz o un desenfoque curioso.

Hay un orden en todo; desde la mezcla de tamaños, texturas, colores, planos (primero o fondo), separación o acercamiento… Un orden estudiado ya por muchos técnicos que demuestran qué composiciones agradan más que otras. Y una vez dicho esto, si rompes las reglas, también vale. Pero siempre con un sentido y un propósito.

No hay una composición perfecta, existe la composición perfecta para tu plato y su atrezzo. Si cuenta lo que quieres contar, si muestra lo que quieres mostrar, esa es tu composición. Simplemente es encontrar tu armonía, tu estilo. 

Si tienes buena mano para el dibujo, hacer un croquis o un boceto de la distribución te ayudará a “ver” la foto antes de hacerla, incluso puedes tener una libreta con bocetos de platos que vayas a fotografiar más adelante.

Podemos jugar con múltiples factores en la composición, te voy a contar los que yo suelo tener en cuenta (y que he aprendido de excelentes fotógrafos publicitarios, todo sea dicho)

Pero lo que nunca se debe olvidar es el objetivo final; mostrar tu plato de la manera más apetecible posible. Y la composición debe trabajar para hacer llegar al observador al lugar que tú quieres que llegue.

Punto de Interés

Jugando con las diferentes aperturas de plano, con el enfoque y desenfoque de diferentes partes de la escena, con la luz y sombra, con el color, con el punto de vista de la cámara…podremos contarle al espectador dónde queremos que fije su atención.

Puede ser la textura de un lomo de bacalao a baja temperatura en un plano muy corto, o un plano abierto de un Cous Cous y su colorido, o el churro con chocolate y un periódico desenfocado que le cuente tu desayuno ideal. Lo importante es llevar sus ojos (y su imaginación) al lugar que tú quieres.

 

Regla de los Tercios

Probablemente sea la Regla más conocida en cuanto a composición. La más básica digamos. Lo cual no quiere decir que sea la más utilizada. Y yo, la recomiendo sobre todo al inicio. Ayuda, y mucho, a componer de una manera estética, probada y sencilla.

Desconozco, y no he podido encontrar, el origen de esta regla aunque a finales del siglo XVIII ya era “recomendada” en pintura de paisajes. Y se ha utilizado en diferentes artes plásticas por lo que podemos decir que está suficientemente testada.

Esta regla consiste en dividir una imagen en nueve partes, utilizando dos líneas imaginarias paralelas tanto en vertical como en horizontal de manera equidistante. De este esquema saldrán 4 puntos de intersección que serán los que sirvan de referencia para distribuir los objetos.

Por ejemplo, el objeto principal se situará en uno de esos puntos y si hubiera uno secundario ocuparía el opuesto en la diagonal. La línea de horizonte superior e inferior podrán servir de referencia para el horizonte. Imaginemos una puesta de sol en el mar.

Si el horizonte coincide con la línea superior, el protagonismo se daría al mar. Si coincidiese con el inferior, sería el sol y el cielo quienes cobrarían el protagonismo del primer plano.

Como en el resto de reglas y sugerencias, probar, probar y probar. No hay más secreto.

Recorrido Visual

Nuestro cerebro está acostumbrado a leer de izquierda a derecha de arriba hacia abajo. Por lo que (a no ser que tu PI esté muy claro y destacado) los ojos harán esta especie de Z. Si dispones los elementos en ese orden (no es necesario al milímetro) el observador tardará mucho menos en decodificar tu escena.

Ahora bien, sabiendo que esto es así (y que la ciencia lo ha estudiado, que no lo digo yo) también entra el juego creativo de “romper” esa estructura o sorprender en medio de ese camino. Aprender la reglas primero, para romperlas después.

¿Pares o Nones?

Si bien la “perfección” de la belleza humana parece estar en las caras con los rasgos más simétricos (estudios basados en datos parecen confirmarlo) al ser humano de la calle le atrae la “imperfección” de determinados rasgos o la asimetría.

Básicamente en una composición fotográfica parece que los elementos impares funcionan mejor. Probablemente porque rompen esa perfección del orden parejo. Digamos que gusta el Caos Ordenado. Pero vamos, con probarlo podrás llegar a esta misma conclusión (o no).

Espacio “aire”

La composición, incluida la de una fotografía gastronómica, es arte. Y el arte no tiene verdades o falsedades. Lo que funciona en unas ocasiones, en otras no. Lo importante es conocer las opciones y lo que representan para el cerebro humano. Creo que es la manera adecuada de poder elegir la que te funcione en cada caso.

Con los espacios en una fotografía ocurre esto. No se puede decir que una foto que respire por sus márgenes (“respirar” es dejar espacio sin ocupar por elementos, por resumir) sea lo que hay que hacer. O que cuanto más ocupe la receta mejor. Simplemente “dirá” cosas distintas. Pero es el fotógrafo el que debe decidir lo que quiere “decir” en cada caso.

Como comentaba en el estilo cenital, se busca el estilismo y composición. Y respira mucho por todos lados.

Pero en foto macro de producto el encuadre esta ocupado por completo pero si jugamos con desenfoques y nos centramos en un ingrediente único…”borramos” el entorno y le damos aire al producto pues sólo existe él.

Hay bodegones (sobre todo en el estilo Dark & Moody”) que están súper abigarrados de atrezzo. Normalmente tratan más de contar una escena que mostrar un plato. Unos son precisos cuadros de Rembrandt, otros son un caos sin sentido. Siempre hay que buscar un equilibrio y sobre todo un por qué a lo que hacemos. Si tiene sentido para ti, adelante.

Zeen Social Icons

Mi Carro Close (×)

Tu carrito está vacío
Ver tienda